Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates

Para niños

El 18 de junio de 1961, San Miguel Arcángel se apareció a las niñas en Garabandal por primera vez.  Después de esto, se apareció durante varios días a las cuatro niñas y las preparó para la venida de la Virgen María.

San Miguel es uno de los siete arcángeles y está entre los tres cuyos nombres aparecen en la Biblia. Los otros dos son Gabriel y Rafael. En la Biblia, San Miguel aparece como el gran defensor del Pueblo de Dios contra el demonio. Podemos rezar a San Miguel Arcángel para que nos proteja de las tentaciones del demonio y nos ayude a no caer en el pecado.

La Virgen vino a visitarnos

San Sebastián de Garabandal es una pequeña aldea en el norte de España. Aquí, entre los años 1961 y 1965, la Virgen María se apareció a cuatro niñas de 11 y 12 años: Conchita González, Mari Cruz González, Jacinta González y Mari Loli Mazón.

El 18 de junio de 1961, cuando las niñas estaban jugando en la aldea, vieron a San Miguel Arcángel.  Durante varios días se apareció a ellas y las preparó para la venida de la Virgen María en la tarde del domingo, 2 de julio de 1961.

Vieron a la Virgen muchas veces durante los siguientes 4 años.
Era para ellas una madre, y les enseñó muchas cosas que les ayudaron
a amar más a Dios y a vivir mejor su vida diaria.

 

¿Dónde está Garabandal?

La Virgen dio a las niñas dos mensajes especiales para todos sus hijos dispersos por el mundo.  Como una madre, nos dice lo que tenemos que hacer para el bien de nuestras almas. Nos enseña cómo tenemos que rezar, hacer penitencia, amar a Jesús en la Eucaristía y ser buenos en nuestra vida diaria.  Y así, salvaremos nuestras almas.

¿Qué es la Eucaristía?

La Eucaristía es el nombre que le damos a Jesús bajo las especies de pan y vino.  La palabra “Eucaristía” significa “dar gracias”.  Es un nombre muy apropiado porque la presencia de Jesús entre nosotros como Pan vivo es el don mayor de todos los que tenemos que agradecerle.

La Eucaristía nos alimenta de verdad.  Igual que necesitamos el alimento para mantener el cuerpo vivo, para crecer y ser fuertes, así también necesitamos el alimento para el alma.  La Eucaristía, el Pan de Vida, es este alimento.  Mantiene viva la vida de la gracia en nuestro corazón.  Nos ayuda a crecer como hijos buenos y amantes de Dios.

La Virgen de Garabandal nos enseña que la Eucaristía tiene que ser el centro de nuestras vidas. Jesús está presente en la Eucaristía y nos espera.  Nuestra Madre animaba a las niñas ir a la iglesia y visitarle allí. Una vez dijo a Conchita: "Conchita, debes visitar más a mi Hijo en el sagrario. ¿Por qué te dejas llevar de la pereza para no visitarle? Él os está esperando día y noche."

custodia

Un amor grande

Jesús en la Eucaristía tiene un amor muy grande hacia nosotros. ¿Tú también amas mucho la Eucaristía?

La Eucaristía es el centro de nuestra vida cristiana y todos los cristianos tenemos que amarla mucho, porque es el mismo Jesús entre nosotros.

Pídele a la Virgen que te ayude a aumentar tu amor a la Eucaristía, y a no tener miedo de ser y de decir delante de otras personas que eres cristiano, y de asistir a la Misa y de rezar.

La Virgen de Garabandal respondía a las mil preguntas que le hacían las niñas, y poco a poco, les iba formando la conciencia.
Su trato con ellas era muy sencillo. Muchas veces la madre del cielo jugaba con las niñas por el pueblo.
Después de ver a la Virgen las niñas tenían más ganas de amar a Jesús y a María y de hablar a todos del Señor y de su Madre Santísima.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.