eucaristia

La Eucaristía

En esta sección, dedicada a profundizar sobre los hechos y acontecimientos de Grabandal, así como sobre la documentación y las intervenciones por parte de la Iglesia respeto a ello, traemos, en este artículo, unas palabras tomadas del libro "Garabandal, mensaje de esperanza", de José Luis Saavedra, que pueden ayudarnos a profundizar sobre el contenido del segundo mensaje de Garabandal.En este mensaje, se nos llama a dar más importancia a la Eucaristía, cosa que, en los tiempos actuales, vemos como algo absolutamente necesario. No dejemos que las palabras de Nuestra Madre caigan en el vacío. Estamos llamados a poner un remedio al abandono y a reparar las ofensas cometidas contra este don tan grande.


Del libro "Garabandal, mensaje de esperanza"

«De forma clara y sencilla, el segundo mensaje reafirma los contenidos del primero: "Hay que hacer muchos sacrificios, mucha penitencia". Oración y sacrificio.
eucaristia articleDestaca la Eucaristía: en las apariciones ya se viene subrayando a través de las comuniones místicas diarias de las videntes, el "milagruco" y el primer mensaje pública. Ahora, el segundo mensaje urge a que la Eucaristía reciba mayor atención en la Iglesia: pues, "a la Eucaristía, cada vez se la da menos importancia". El Magisterio reciente lo resalta igualmente: "La Iglesia vive de la Eucaristía", sentencia San Juan Pablo II.

"De forma muy especial, todos (los fieles) procuren, según sus medios, que el Santísimo Sacramento de la Eucaristía sea defendido de toda irreverencia y deformación, y todos los abusos sean completamente corregidos. Esto, por lo tanto, es una tarea "gravísima" para todos" (Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos).

 

Anticipaba, pues, el mensaje, la preocupación "gravísima" que el Magisterio ha expresado después. Muchos otros puntos contiene el mensaje en común con la doctrina reciente de la Iglesia. Junto a la Eucaristía, el mensaje señala:
- la necesidad de la penitencia: "debéis sacrificaros más";
- la meditación, especialmente del Evangelio: "pensad en la Pasión de Jesús";
- el arrepentimiento y la gravedad del pecado: "pedidnos sinceramente y nosotros os lo daremos";
- la importancia de la oración de petición: "pedidlo con oración constante".
La clara ortodoxia de estos puntos, permite que no nos detengamos más aquí. El mensaje es una auténtica exhortación a la conversión: "Yo, vuestra Madre, por intercesión del ángel San Miguel, os quiero decir que os enmendéis… ". La Señora aparece, una vez más, como Madre. Y su mensaje es de penitencia, de conversión».

 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo